domingo, 11 de enero de 2009

Coltán: 10 cuestiones que todos debemos conocer.

Hace unos días se público una lista de empresas supuestamente implicadas en el tráfico ilegal del coltán. Este es un tema del que ya había leído algo y, dado que poco podemos hacer individualmente hablando, por lo menos quería escribir para dar a conocer el asunto. Hay mucho escrito en internet sobre el coltán y la guerra en el Congo. En la presente entrada del blog he querido reunir la información que considero más importante y que permita a quien no sepa nada del asunto hacerse una idea de lo que pasa. Las siguientes preguntas y respuestas se basan en los artículos que me parecen más exactos y las fuentes más fiables que he encontrado.

1. ¿Qué es el coltán y para qué sirve?

El coltan o coltán es la abreviatura de columbita-tantalita, un serie de minerales formados por columbita y tantalita en cualquier proporción de los que se extrae el tantalio o tántalo.

El tantalio es un metal que se caracteriza por tener un punto de fusión muy alto, ser un buen conductor de electricidad, muy duro y muy resistente a los ácidos. Todo ello hace que se haya convertido en una materia prima básica para la fabricación de condensadores para circuitos electrónicos, rectificadores de tensión, material quirúrgico, materiales de laboratorio, lentes de cámaras...

2. ¿No se puede sustituir el tantalio en los aparatos modernos por otro metal?

El problema es que el tantalio es extremadamente compacto, se podrían hacer condensadores de aluminio que funcionarían exactamente igual pero ocuparían mucho más espacio. Por ello el tantalio es tan importante en aquellos aparatos miniaturizados como teléfonos móviles con cámaras, consolas de juegos, cámaras de fotos... En televisores y otros electrodomésticos de más tamaño no se suele utilizar los mencionados condensadores de tantalio.

3. ¿Dónde se encuentra este mineral?

Aunque el mayor productor de tantalio es Australia, las mayores reservas de coltán se encuentran en África. Se estima que el 80% de las reservas mundiales de coltán se encuentran en África y, de ellas el 80%, en el Congo. Otros países con yacimientos de coltán son Canadá, Brasil, Etiopía, Ruanda y China.

4. ¿Cómo se originó el conflicto en el Congo?

En agosto de 1998 los ejércitos de Ruanda y Uganda ocupan parte del territorio del Congo, se inicia así la denominada Segunda Guerra del Congo. La guerra oficial durará hasta el año 2004 con los acuerdos de Pretoria.

Naciones Unidas en su informe S/2002/1146 de 16 de octubre de 2002 (cuatro años después del inicio) dijo: “Para los más de 20 millones de personas que viven en las cinco provincias de la región oriental de la República Democrática del Congo, el número de defunciones directamente atribuibles a la ocupación de Ruanda y Uganda puede estimarse entre 3 y 3,5 millones de personas”. Más recientemente, en julio de 2004, el Internacional Rescue Committee estimaría en 3,8 millones el número de muertes atribuibles directa o indirectamente a la guerra desde el año 1998.

5. ¿Si ya ha acabado la guerra se ha solucionado todo?

Tras la finalización de la guerra se celebraron elecciones bajo la supervisión de la Unión Europea y 17.000 cascos azules. Fue elegido presidente J. Kabila. Las fuerzas opositoras que obtuvieron el 3,5 por ciento de los votos no reconocieron nunca los resultados. Poco después, esta minoría opositora inicio las hostilidades con el apoyo de los gobiernos de países limítrofes como Ruanda y Uganda y el apoyo de empresas multinacionales.

Según las Naciones Unidas y la organización Human Right Watch, el Ejército Patriótico Ruandés (guerrilla levantada en armas y opuesta al gobierno) es la responsable de la explotación de los yacimientos de aluvión del este del país utilizando fuerza laboral esclava, entre ellos miles de niños. Los grandes destinatarios de este tráfico son EEUU, Alemania, Holanda, Bélgica y Kazajistán.

6. ¿Se ha establecido alguna medida de presión sobre Ruanda y Uganda para que cese la ocupación?

Todo lo contrario, muchos países occidentales siguieron ayudando a Uganda y Ruanda tanto militarmente como a través de cuantiosas ‘ayudas al desarrollo’. Por ejemplo, la agencia de ayuda británica (DFID) anunció en septiembre del año 2000 un préstamo de 95 millones de dólares sobre un periodo de tres años para ayudar al Gobierno ruandés. Ruanda y Uganda no sólo se beneficiaron durante el periodo de guerra de la ayuda de los países donantes, sino que parte de sus deudas externas fue cancelada y además fueron considerados como modelos de desarrollo económico.

7. ¿Qué papel tiene EEUU en la guerra?

EEUU ha condenado el no reconocimiento por parte de la oposición de las elecciones congoleñas, así como el llamamiento del general Laurent Nkunda a derrocar al gobierno electo.

Sin embargo, al mismo tiempo, ha estado proporcionando armas y entrenamiento a los soldados ruandeses (que recordemos apoyan a la oposición rebelde). En concreto, además de la venta de armas, en el año 2007 destinó 7,2 millones de dolares del programa de defensa de EEUU y 260.000 dolares del programa internacional Militar y de Educación. Casualmente, una de las empresas con intereses en la zona es American Mineral Fields, empresa en la que George Bush padre tiene importantes intereses.

Recientemente, la ONG sudafricana South Africa Resource Watch ha públicado una lista de empresas supuestamente implicadas en el comercio ilegal del coltán. Entre ellas podemos observar varias empresas estadounidenses.

8. ¿Sólo las empresas de EEUU están implicadas en el comercio ilegal del coltán?

No, en la lista proporcionada por la ONG sudafricana podemos encontrar sociedades de otras nacionalidades. En concreto las sociedades que cita dicha ONG son de los siguientes países: EEUU, Israel, Gran Bretaña, Bélgica, Alemania, China, Uganda, Suiza, Malasia, Kazajistán, Ruanda, Saint Kitts (en las Antillas)

Sin embargo, además de que en dicha lista no están todas las sociedades que operan en el Congo, hay que tener en cuenta que algunas de estas sociedades, especialmente las que residen en países con una gran opacidad como los africanos, Malasia, Kazajistan, Saint Kitts, Suiza... pueden ser filiales de otras más grandes y más conocidas.

Así por ejemplo H.C. Stark fue filial de Bayer hasta el año 2007. Esta nota de prensa en parte confima lo que los autores Klaus Werner y Hans Weiss ya mencionaban en su “Libro negro de las marcas” publicado en el año 2004 sobre la participación de Bayer en el mercado del coltán. Transcribo unas declaraciones de Klaus Werner en una entrevista escuchada en radiocable.com (que recomiendo encarecidamente oír), las cuales creo que son reveladoras:

Pregunté a Bayer, de donde venía su Tántalo. Me dijeron que no provenía del Congo. Pero me hice pasar por un traficante ilegal de Tántalo y les escribí unos correos electrónicos, proponiéndoles una venta de 40 toneladas de tántalo… Ellos aceptaron. Después hablé con varios traficantes de materia prima y me dijeron que estaban vendiendo a Bayer desde hace muchos años”.

9. ¿Quién es Nkunda?

Laurent Nkunda es uno de los líderes de los guerrilleros rebeldes del Congo. Fue instruido por el Frente Patriótico Ruandés que dirigía Paul Kagame. Hoy en día, Paul Kagame es el Presidente de Ruanda y sigue apoyando a Nkunda en sus acciones.

Laurent Nkunda ha sido acusado de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad (matanzas, torturas, violaciones...) y desde septiembre de 2005 hay una orden internacional de busca y captura emitida por el Tribunal Penal Internacional.

El 23 de Enero de 2009 se ha publicado la captura de Nkunda mediante una acción combinada del ejercito congoleño y ruandés. Ante la presión internacional Ruanda acordó con el Congo en noviembre del 2008 buscar una resolución no bélica al conflicto. Laurent Nkunda rechazó este acuerdo y, ante el temor de que sus antiguos aliados se deshicieran de él, huía hacia Uganda.


10. ¿Qué salidas hay a esta situación?

En este punto reproduzco tal vez la opinión más acertada que he leído sobre el asunto. En un artículo de microsiervos, el autor recoge la siguiente cita:

Hay grupos de presión que apuestan por boicotear o imponer una moratoria en las exportaciones de coltán desde el Congo con intención de solucionar los problemas asociados al mercado internacional de coltán. Sin embargo estas medidas no impedirían que las empresas explotadoras continuaran su actividad de forma aún menos transparente, o simplemente cambien de lugar para continuar su actividad.

En cambio, los trabajadores perderán el que es prácticamente su único sustento de vida, una de las pocas fuentes de ingresos que les quedan. Lo ideal serie establecer una forma más justa y menos dolorosa de extraer y comercializar el coltán.

En el texto “Dr. Congo: The coltan phenomenon” que se cita en el artículo mencionado de microsiervos, se señala que:

Es necesario delimitar las zonas de extracción y prospección para proteger y apoyar las actividades agricolas, y regular las condiciones laborales de los niños y los mineros que mueren en los derrumbamientos (...)”.

Por último, respecto a este punto, mencionar la opinión del fotógrafo Álvaro Ybarra Zavala que ha presenciado el conflicto en persona, también recogida en el citado artículo de microsiervos:

Las cosas hay que verlas en su contexto. Discrepo mucho de las frases salomónicas de ciertas ONG y organismos internacionales en temas como el Coltan: chavales trabajando, los niños soldados... ¡cómo se nota que no has estado allí! Si eres el noveno hermano de una familia en la mitad de la selva colombiana en la que tu padre te abandona, tienes prácticamente que matar con tus hermanos para comer -eso te da una probabilidad de sobrevivir. La Ley Humana exige sobrevivir, así que no critiques una situación si no aportas una solución real.

Y exactamente igual con los niños mineros del Coltán. Efectivamente, un niño no tiene que estar trabajando en una mina, un niño no tiene que poder coger un arma -¡nungún ser humano debería coger un arma, odio las armas!. Ellos lo único que piensan es que quiero vivir mañana, quiero comer. No piensan en la muerte porque allí es una constante. Aquí creemos que tenemos el derecho a vivir eternamente, pero allí no. Son realidades muy diferentes que a la hora de aproximarte a ellas debes de saber que por mucho que te acerques, no eres parte de ella y nunca la vas a llegar a entender. Opinar sobre ese tipo de realidades sin realmente poder entenderlas... Yo no me levanto cada mañana pensado ¿quién nos va a atacar hoy? Ellos piensan que si yo tengo un arma, tengo futuro, o si yo entro a la mina, tengo una posibilidad de sobrevivir.

¿Cuál es el problema? Que muchas veces hay personas que llegan por la zona y plantean proyectos faraónicos que no se sostienen por sí mismos, creas expectativas que no se cumplen y la gente deja de creer.


Actualizado 25/01/2009:

Es arrestado Nkunda cuando huía hacia Uganda. Actualizado la pregunta relativa a ¿Quien es Nkunda?

Los rebeldes ugandeses del Ejército de Resistencia del Señor asesinan a 620 personas y secuestran a más de 160 niños

17 comentarios:

  1. Espectacular.
    Hace tiempo investigué un poco sobre el problema del Coltán y no fui capaz de responder tantas preguntas, encontrar tantas fuentes ni sintetizarlo tan bien.
    Hacía falta una entrada así en la blogosfera.
    Felicidades y gracias.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Haz hecho un verdadero compendio, sí señor, desde la A hasta Z, mi sincera enhorabuena

    ResponderEliminar
  3. para más información leeros "La canción de los misioneros" de John Lecarré

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante. Es curioso que todo puede cambiar si hay algún descubrimiento científico que permita sustituir el tantalio.

    ResponderEliminar
  5. Hola,

    soy un humanitario que escribe desde Goma, RDC. Gracias por hablar sobre lo que está ocurriendo aquí.

    Para mí el problema fundamental es que a muchos países les interesa que el desbarajuste en esta región continúe. Esto, para que nos entendamos, es la cueva de alí babá. Tal cual. Y a mucha gente, lógicamente, le interesa que en la cueva de alí babá no mande nadie, porque si manda alguien se fastidia el invento. A río revuelto, ganancia de pescadores.

    Aquí todo el mundo se lava las manos. Es una grandísima cadena desde la mina hasta el ordenador en que estás leyendo este mensaje. Y todos dicen: no es culpa mía, yo no sé nada. El tío que hace los condensadores dice: "yo no sé nada. A mí mis proveedores me dicen que el tántalo que me mandan no viene del Congo, y yo no puedo verificarlo, así que les tengo que creer". Y el malayo que procesa el tántalo para dárselo al que hace los condensadores dice: "yo no sé nada. A mí me dicen que no viene del Congo" (esto, pensando bien: en Extremo Oriente, por el lugar en que en se encuentra en la cadena por la que pasa el mineral, lo normal es que sepan- y muy bien- de dónde viene). Y así hasta la mina.

    A las empresas que reciben coltan (y estaño, porque el verdadero problema es el estaño, no el coltan), hay que señalarlas con el dedo. Y hay que decirles: sabemos que ustedes están recibiendo material de aquí. Dejen de hacerlo. Tienen este plazo. Y si no lo hacen, haremos público lo que están haciendo y dejaremos de comprar sus productos.
    Esa amenaza (y ninguna otra) es la que puede hacer que se pongan las pilas, y que la situación empiece a cambiar aquí.

    Un saludo,

    un humanitario desde Goma

    http://stopthewarinnorthkivu.wordpress.com

    ResponderEliminar
  6. Un articulo muy interesante.
    Muy poca gente sabe la existencia del coltán

    ResponderEliminar
  7. Una pregunta: si tengo necesidad de comprar un móvil nuevo ¿hay alguna marca fiable en cuanto a la procedencia legal de la materia prima que utiliza?
    Amelia

    ResponderEliminar
  8. Lo siento, no puede contestarte, sólo puedo darte la dirección de la ONG South Africa Resource Watch que a lo mejor pueden ayudarte, aunque no sé si será posible.

    http://www.sarwatch.org/

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  10. Nosotros utilizamos tantalio en nuestros dispositivos medicos e implantes quirurjicos pero no sabia que habia tanta movida con el tema.
    De todas maneras no he visto a Suiza en la lista negra de comercio ilegal de coltan.

    Un grandisimo trabajo Don Faustino¡¡¡¡
    No dejas de sorprenderme¡¡¡
    Mi enhorabuena

    ResponderEliminar
  11. Me has ayudado hacer un trabajo que me han mandado en el instituto.No tenia ni dea de lo que era el coltán y el conflicto que habia ,muchas gracias.

    ResponderEliminar
  12. no me parece normal lo que hacen las empresas.
    nosotros aqui casi pobres y ellos vendiendo ilegal mente,

    ResponderEliminar
  13. que fuerte me parece todo esto
    venden legalmente y probocan guerras q asco de gente

    ResponderEliminar
  14. ELISA
    LA REALIDAD DEL CONGO ES MUY DIFÍCIL, MIENTRAS ELLOS SON EXPLOTADOS, LAS EMPRESEAS GANAN MILLONES FABRICANDO PRODUCTOS ELECTRONICOS Y PENSAR, QUE TODOS USAMOS UN TELÉFONO, UNA COMPUTADORA, UN TELEVISOR, ESTAMOS CONTRIBUYENDO DIRECTA O INDIRECTAMENTE :(

    ResponderEliminar
  15. ES INCREIBLE COMO LAS TRANSNACIONALES SON CAPACES DE FINENCIAR UNA GUERRA CON TAL DE OBTENER LA MAYOR GANANCIA POSIBLE Y LUEGO PRESENTARSE EN SU PAIS DE ORIGEN O ANTE EL RESTO DEL MUNDO COMO EMPRESAS CON RESPONSABILIDAD.

    ResponderEliminar